En las palabras de todo viento es el mismo