Hay un rencor interno de la vida