El siglo xx

El siglo xx

               contradice a Propercio y a Quevedo

 

                              sólo lo fugitivo permanece

 

                              ... el Tíber fugitivo y transparente

ahora

       hasta el Tíber se ahoga

 

 

               sus aguas plagadas de basura

                            llevan reflejos sórdidos

 

       

        se obstruye la visión

 

 

    y                nada                 queda