Rinden homenaje...

Ciudad de México, lunes 27 de julio de 2009 (ASIC/La Jornada).- Los poemas de Isabel Fraire no emplean palabras novedosas o raras; sus aparentes desplegados amorosos y vivenciales, son los mismos que utilizan otros poetas, pero su expresión lúcida y certera sintetiza magistralmente la vida, sostuvo el escritor Dionicio Morales, durante el homenaje que se rindió este domingo en el Palacio de Bellas Artes, a la autora de Poemas en regazo de la muerte, con motivo de su 75 aniversario.

El poeta destacó que Fraire ha tocado los dos extremos equilibristas de la gran poesía: "la que nace del corazón pero saca los hábitos de la conciencia hacia adentro, y la que nace del corazón pero se apropia de la música celeste para convertirla en canto."

 En su turno, el escritor Rene Aviles Fabila deploró que en México, "por su pésima memoria", no sea valorada la obra de la Premio Xavier Villaurrutia 1978: "tendría que ser leída como la mejor poeta de versos, como dice Bonifaz Ñuño. La voz de Isabel es poética, y a pesar de su éxito internacional, a penas la leemos en el país".

 Aviles Fabila definió a Fraire como "periodista de altos vuelos", por su interés en los temas políticos, y comentó que la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) prepara una antología con los textos periodísticos de la poeta.

 "Es una mujer que escribió ensayos significativos y una reportera que ejerció un tipo de periodismo poco frecuente en México", indicó el director del Museo del Escritor, en el homenaje.

 Por su parte, el escritor Jesús Quintero detalló que la poeta "escribe de aquello que le conmueve, asombra o irrita: el amor, la calle y la ciudad, el arte, la política y la familia. Y lo hace con el don del artista que en unos segunda traza con la guía del pulso, un círculo perfecto. Más no se dejen engañar: la sencillez de sus poemas es aparente. Cada uno es fruto de la depuración y de la exigencia.

Al final de la ceremonia, Isabel Fraire leyó algunos de los poemas que incluye el libro Puente colgante (1997), que tiene como eje temático el peligro que implica emprender un nuevo proyecto. "La vida misma me parece un puente", dijo la poeta.